Deja atrás el peso

Deja atrás el peso

Somos de palabras dulces y livianas.
Y la lista de las condiciones es esta: no añadir más peso.

No es necesario cargar con nada más que con la vida, simple y llana.
No le adjudiques tantos adjetivos innecesarios.
Que sean las corrientes leves de la mañana
capaces de llevarnos, que no encuentren resistencia.

Deja atrás el peso.

Y los pretextos. El duro juicio y los límites.

Y regresa a decir las cosas una vez más sin tanta violencia,
da espacio al silencio, mira una y otra vez, y deja caer todas las cortezas
que ya no respiran.

Deja atrás el peso, y conviértete en trozo de aire impulsando la hierba.

There are no reviews yet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 4 =