A la luz de la luna

A la luz de la luna

Ante su luz solo puedo sentir

serenidad y dulzura,

una calma que te deja sin palabras,

tan pequeñita en el mundo tan grande

y aun así parece que solo existiera ella.

 

Tan grande en su magia. Una luz reflejada casi perfecta,

en medio de tanta algarabia impuesta,

pesos, medidas, cables y porcentajes,

en un suspiro tranquilo,

en su murmullo de vida,

bajo la mirada de los latidos,

las palabras que se preparan para empezar a contar su historia.

 

Había una vez la Luna, casi llena, una noche de verano, no muy calurosa,

que nació entre los sueños y el agua.

 

 

 

 

 

 

 

There are no reviews yet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 5 =