A veces cuesta mantener la esperanza en este mundo.
A veces cuesta continuar
arrastrando las historias de otros,
esas que nunca debieron escribirse,
esas que ni siquiera, nunca,
debieron tener una sola palabra dispuesta a contarla.
Hay historias que no, no deberían existir.

There are no reviews yet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *