Aprender que todos los días construimos 
el recuerdo que seremos. 

Aprender que el único instante
de nuestra existencia
que debe importarnos es éste, 
el presente que suele diluirse
entre tanto humo
y del que a veces olvidamos su valor.

Aprender, solo, 
que, 
dejamos en el mundo 
el rastro de nuestra la felicidad. 

Todo lo demás, 
lo corroe el silencio.  

There are no reviews yet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *