Bienvenidos

Bienvenidos

La mentira como forma poética
es un poco de agua en el cuerpo,
actúa igual que
un hombre imprudente,
mojando las partes que no debe.

Puede ser también
un vacío para pintar,
tiene diferentes medios,
solo ella cae por sorpresa
en la voz como un grito
o como un pedazo de viento
frío que duerme la lengua,
es la excusa que evita la miseria,
es la palabra más hermosa
que encierra las demás palabras,
es el amor que respira rápido,
seguro y prepotente,
el recuerdo que nos deja la historia,
la bondad de los hombres.

Por eso mi mentira es auténtica
porque te lee como una afirmación.

Por eso somos una mentira inevitable,
cada uno, con nuestra imagen,
con nuestro sueño de sí mismos,
todos los días somos un relato equivoco del mundo,
una mentira hermosa,
parlante, sin vergüenza,
una mentira que mira al sol
y pide misericordia a su luz,
para que no la haga transparente,
sincera.

Somos una mentira versátil,
todos los días con un argumento distinto,
con obligaciones diarias de mucho papeleo,
una mentira conquistada por la magia
y la envidia,
de recorridos largos en los autobuses,
enloquecida por la gente que la mira
con desconfianza.

Una mentira que te habla a los ojos,
que atraviesa el tiempo,
tan grande como nosotros mismos,
invisible como la ganas de olerte.

Mentira que duele en los dientes y en los ojos,
que cambia de color,
y que no reconoce a Dios como creador del mundo,
una no mentira que se sienta a mi lado a contarme de ti.

Una de todas esas mentiras es lo que te escribo:

Bienvenido

Aunque no seamos completamente reales
y nos abracemos en nuestro afán de tocarnos
humanos, fuertes y vivos,
concluimos que quien habla y respira es cierto
y quien calla podría ser un punto vacío.

El mundo necesita reconocerse falso,
para hacer de su falsedad un país extraordinario,
absolutamente equivoco y duradero,
reconocer la ilusión esencial,
saltar el mundo concreto y mandarlo
lejos, al olvido inmediato,
necesitamos atravesar el espejo,
esa traicionera arma del espacio,
dejar de inventar el mundo como una cosa
y nombrarlo en la mentira,
en la pintura abstracta,
en la obra de arte de cada uno,
vivir una mentira exquisita.

Bienvenido al otro mundo,
al que se respira insensato,
bienvenido al lugar de las alucinaciones,
bienvenido al mundo de la sonrisa
donde no se necesita ni una pizca de exactitud.

Marzo 2014.

There are no reviews yet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *