“Cuando te beso, 
no es sólo tu boca, 
ni tu ombligo, 
ni tu regazo lo que yo beso. 

También beso tus preguntas, 
y tus deseos,
yo beso tus reflexiones, 
tu incertidumbre, 
y tu valentía, 
tu amor por mi, 
y la libertad que te ofrezco, 
tu pie, que hasta mi te trajo 
y que de mi te alejará, te beso a ti, 
como eres y como serás, 
mañana y después, 
y cuando los días 
conmigo queden en el recuerdo”.



Erich Fried

There are no reviews yet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *