Dar la cara

Dar la cara

De vez en cuando damos la cara. Esta con la que nos enfrentamos al viento, con la que suplicamos una chispa de suerte, de fórmula mágica.

De vez cuando damos la cara para  implorar un poco más de tiempo y de luz. Luz sobre estos días que tienen tanto encima, a los que les pedimos demasiado, y exprimimos, dejandolos vacios de silencio y quietud.

De vez en cuando damos la cara, solo para que nos caiga el viento encima y nos recuerde nuestro propósito.

 

There are no reviews yet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 + nueve =