De ojos cerrados

De ojos cerrados

Sueño al lado tuyo todas las noches,
en el vínculo profundo del abandono,
noche tras noche, cerrar los ojos y expandir la oscuridad,
adornar el silencio con la respiración,
desconectamos del espacio y construir la sincronía
del reposo compartido.

Sin testigos del tiempo que trascurre,
la oscuridad podría ser una mentira
a la que ajustamos la vida.

Hablar a la noche, susurrar palabras sueltas,
mantener el calor en la distancia de nuestras ideas.

Arriesgarnos a bajar la guardia, al sueño profundo
que pisa otra realidad.

Soñar a tu lado todas las noches, el latido de nuestro cansancio se hunde en el silencio,
sobresaltarse y confirmar la existencia, todavía, de lo que somos,
respirando, como acto reflejo, respirar aire abandonado,
vulnerables al simple paso del tiempo, la mañana llegará sin ninguna resistencia.

Tomar fuerza soñando al lado tuyo para luchar el futuro, soñar en este vacío que podemos, un tiempo leve en que todo es más amable, un único momento de quietud.
Uno al lado de otro, dormimos, como acto de la más delicada intimidad, compartiendo la noche en su llanto repentino, las palabras ininteligibles y nuestro propio giro.

Abrir los ojos de vez en cuando y confirmar el presente,
todavía no es hora, podré seguir aquí un rato más, contigo, aunque no te des cuenta.

There are no reviews yet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × uno =