Desaparecer al primer paso

Desaparecer al primer paso

Y en el último trayecto del camino

mis latidos caminan contigo.

 

Cuando llega el viento helado,

y te nombra el recuerdo,

aquella herida que ya ha dejado de sangrar, haciéndote sentir de nuevo el golpe, renovando el dolor aparcado en el asfalto,

en el último paso desaparece el silencio

y aunque se extienda el horizonte delante,

nos detenemos, a contemplar la distancia,

y aunque lo veamos inalcanzable hacia su borde nos dirigimos o no.

 

There are no reviews yet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seis + 12 =