Día a día
cuando abro los ojos,
noche a noche
cuando los cierro,
a la misma hora nos encontramos,
nuestro escenario: la tele, el sofá,
la cena caliente,
un último cigarrillo,
el libro que mira desde la mesilla,
el cansancio que nos habita.

Buenas noches hoy y todas las noches.

Amor,
buenos días hoy y todos los días.

There are no reviews yet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *