Hola, que tal?

Hola, que tal?

Escribo.

¿Quién leerá estos versos?

¿Qué esperan al llegar aquí, ha este sitio de declaraciones humanas,

viscerales, experiencias simples de vida?

¿Qué debo escribir, a quién me dirijo?

¿Quien es mi interlocutor? ¿Tiene sentido esta conversación?

¿Debo mantenerme firme en la sinceridad o elegir alguna postura?

Cada línea es un instante,

aquí yace la vida construida a retazos por pequeños horizontes,

sin ningún artificio,

sólo con la sospecha de ir por el camino correcto.

No sé qué pensará aquel lector que llegue hasta aquí,

no quiero pensar en el sentido o disertación,

sólo dejarlo ser, tranquilo, como una historia natural,

un encuentro ocasional que nos hemos regalado.

Gracias, entonces por eso. Por dejarme pensar que al otro lado de las líneas

habita alguien, que deja un instante también en este propósito,

gracias por ser poesía, inspiración para esta causa. 

There are no reviews yet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *