Hoy cerré los ojos y me sentí así,
rodeada de ridículas mariposas
aleteando muy cerca.

Hoy cuando hablaba de vos

con serenidad, casi con orgullo
aparecieron con su polvo de colores y me rodearon,
intente evadirlas, ignorarlas,
pero su insistencia me venció muy pronto.

Cerré los ojos
y me abandone a su vuelo.  

There are no reviews yet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *