Hoy ha venido
un fracaso malintencionado a carconer mis sueños, 
ha entrometerse entre mis pensamientos,
ha llegado entre los rayos de luz, camuflado,
con mala sangre, 
me hablaba bajito al oído
casi lo confundo con un suspiro empobrecido. 

Hoy ha venido un fracaso a visitarme,
pero pronto se ha dado cuenta que
tenía que darse la vuelta
y volver a su rincón. 

Ven cuando quieras que
mis razones
te están esperando. 

Ven cuando quieras. 
 

There are no reviews yet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *