Las historias del buen Dios

Las historias del buen Dios

“…Y las cabezas a duras penas se levantaron, y todos los rostros reflejaban el silencio; eso también lo notaron algunos que querían decir algo.”

Un fragmento demasiado pequeño de Rilke

There are no reviews yet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *