Llegar al encuentro

Llegar al encuentro

Primero la página en blanco. 

Luego empieza una letra. Un instante después una palabra. 

Un espacio y seguida una segunda palabra.

Otro espacio. Una bienaventurada línea, 
un párrafo, un espacio más grande. 

Otra primera palabra. Y así, hasta que no 
queda espacio vacío en la página. 

Hasta que de tantas palabras que salen al encuentro
te sorprenda una historia. 

There are no reviews yet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *