Manifiesto

Manifiesto

Los peligrosos también necesitamos reconocimiento público,
a veces el anonimato me desconcierta.

Es que todavía no he aprendido a rugir con espanto.

Espero que al pasar mi adolescencia,
mi voz se convierta en la de un monstruo
a la altura del miedo universal.

There are no reviews yet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *