Martes, entre las 7:15 y las 7:16 de la mañana

Martes, entre las 7:15 y las 7:16 de la mañana

Abrí los ojos sin ganas,
lo descubrí sentado a mi lado desayunando,
toque su espalda para comprobarlo
y fue tan revelador pasar la mano por su cuerpo
que decidí cerrar los ojos de nuevo
para quedarme soñando con él.

There are no reviews yet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *