Máxima universal

Máxima universal

Creemos que no, no cae
ningún rayo de sol sobre la tierra por casualidad. Aunque algunos científicos
se aferran a la casualidad y la cuantifican, la miden, la distorsionan y
entonces, se dan cuenta que tendrían que llamar casualidad a la vida, las
palabras, – nosotros mismos- ¿Somos acaso una casualidad del tiempo? 
Me gustaría creer que no.
Somos el resultado de las intenciones, del deseo de estar vivos y encontrarnos,
son nuestras ganas de luz lo que hace arder el sol y viajar hasta nosotros sus
millones de rayos. La realidad se construye a través de las posibilidades que
le brindamos. 
Perdón, casualidad, pero no
creo en ti. Me caes bien como palabra, podemos ser amigas si quieres. 
 
 

There are no reviews yet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *