Me gustaría hablarte al oído,
me gustaría que después de leerme
te sintieras distinta,
que vieras una luz,
que simplemente sintieras
mi fuerza rondando alrededor tuyo,
que fueras la mujer feliz
que aparece en mis sueños,
que dieras por sentado
que tienes todo el amor que mi alma puede dar,
que mi vida es gracias a ti,
y que por ti me construyo feliz todos los días.

He escrito muchos poemas para ti,
pero la inspiración nunca ha sido suficiente,
pero sé que solo a través de las palabras
me has sentido cerca, como ahora.

Bienvenida de nuevo al mundo,
tan hermosa como siempre,
te amo como se aman esas cosas
que llevas guardadas entre el alma y la sombra, decía Neruda,
que si tu hubiera conocido se hubiera enamorado de tí.

There are no reviews yet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *