Ni un día ni un camino

Ni un día ni un camino

Un paso,
avanza sin mirar atrás,
un paso que busca la fuerza de la continuidad.

Dos pasos ya inician camino y no se pueden detener,
ya son multitud aplastando la tierra,
tres pasos ya avanzan ligeros, crean corriente de aire,
tres pasos son ya el horizonte.

Sin mirar atrás, cuatro pasos ya olvidan
el primer impulso pero conservan la inercia de la curiosidad.

Cinco pasos ya hacen sendero,
cinco pasos ya son muchas huellas, un rastro que no se pierde.

Seis pasos ya son distancia, seis pasos contemplan las posibilidades,
cien pasos ya están al otro lado, quinientos pasos ya no pueden retroceder,
ni un día, ni un camino, mil pasos, avanzan, aunque sea al mismo lugar, vuelven a pisar distintos,
a hundir de nuevo la huella sobre la tierra como quien reescribe el mensaje
con otro tono de voz.

Un paso al frente. Sin mirar atrás.

There are no reviews yet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − 8 =