No encontré una forma hermosa para

decirte que quiero abrazarte,
que a pesar de estar lejos,
a pesar de la ingratitud y las torpezas,
a pesar de todo un abrazo siempre viene bien
y más si le ha tocado viajar tanto.

El abrazo que te envío es igual al abrazo
que te daría si estuviera sentada al lado tuyo y me contarás tu tristeza,
es igual solo que envasado al vacío.

He borrado este mensaje muchas veces,
pero este es el definitivo
como el abrazo que te envío,
que lo puedes utilizar de paraguas
si quieres,
allá, que nunca deja de llover.

Comment (1)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *