Por un momento,
al abrir los ojos
sentí estar en otro lugar,
haber tomado otras decisiones,
con un presente construido de una manera muy distinta.

Por un momento,
al abrir los ojos,
sentí el recorrido de otro camino.

Y no, ninguna otra variable del futuro
me conquista más,
ningún prospecto de vida predeterminada,
obediente y sin sentido.

Por un momento,
sentí miedo de no tener que seguir
en la búsqueda de nada.

There are no reviews yet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *