Casa de empeño

Casa de empeño

Si en una casa de empeño me recibieran 
como moneda de cambio la falta que me haces,

me darían un lazo de 8000 kilómetros
para amarrarte un extremo a un brazo
y traerte hasta aquí como una cometa.
Me alcanzaría además para unas gafas de aviador,
un paracaídas, un mapa
y para la fiesta de bienvenida.

There are no reviews yet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *