Si tuviera que escoger de que color pintarte, 
 tal vez, pondría de fondo algo de amarillo, con un poco de
azul y unas pinceladas de verde en el
medio.
 Así, disimuladamente serias un río atravesando la montaña 
en un atardecer cualquiera.
Seguro que la gente no se daría
cuenta

de que estas tú allí, detrás de ese
paisaje. 

There are no reviews yet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *