Siempre hablaré del mar,
de su inmensidad como paisaje,
de su arena como la oportunidad de un castillo.  
Siempre hablaré de navegar  
y de las olas, las olas,
a ellas, una y otra vez
las sentiré llegar,  
las sentiré irse,
una y otra vez,
en su ardua tarea de repetirse.

There are no reviews yet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *