Somos responsables de 
cada una de las palabras que decimos, 
del mundo que habitamos, 
de los sueños que esperamos 
se hagan realidad. 

Somos responsables
de la vida, de nuestro camino, 
de las sonrisas y las lágrimas 
que traemos al mundo. 

Asumo la responsabilidad 
de mis intenciones, 
mis deseos, 
de mi rabia. 

Asumo la responsabilidad 
de lo que construyo
y de lo que a mi paso 
destruyo, 
las puertas que cierro, 
los silencios en los 
que habito, 
la pasividad que me adormece
y la culpa, 
asumo la responsabilidad 
del monstruo que a veces
soy. 

There are no reviews yet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *