tararaaaa

tararaaaa

La línea final del amor
a veces
aparece en tus ojos, 
una línea
que quiere ser un horizonte, 
y piensas
si es posible reconocer nuestro límite, 
si es
posible convertirnos en un comienzo.  
El
corazón sigue latiendo, continua
repitiendo
su canción.
No dejes
nunca de mirarme, 
ni en los
comienzos, ni en los finales, 
ni en el
mañana vacío de historia 
cuando
este sólo nuestro recuerdo
tarareando
alguna mala canción. 

There are no reviews yet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *