Yo no pensaba amarte todos los días. 

Y los días se me vinieron encima 
obligándome a tenerte entre mis deseos. 

Y ahora mi cuerpo te ama de la 
misma forma en que respira, 

ininterrumpidamente. 

 

 

There are no reviews yet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *